Líder coach: Qué es y en qué consiste este rol en las empresas
1136
post-template-default,single,single-post,postid-1136,single-format-standard,bridge-core-3.0,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode_popup_menu_push_text_top,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-28.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.7.0,vc_responsive

Líder coach: Qué es y en qué consiste este rol en las empresas

Líder coach: Qué es y en qué consiste este rol en las empresas

Comparte para crecer

Como ya hemos visto en artículos anteriores, el coaching en las empresas es una técnica a menudo utilizada para lograr que los equipos brinden su mayor potencial, gestionando la emocionalidad de los colaboradores y las relaciones interpersonales. 

Pero desde hace algunos años la figura del Líder coach ha tomado preeminencia en las organizaciones, por eso en este artículo Grow te da toda la información para entender de dónde viene este puesto, qué hace un líder coach e identificar si sería beneficioso contar con uno en tu empresa. 

 ¿Qué es y qué hace un líder coach? 

Los líderes tienden a ser el referente dentro de los equipos y los encargados de guiar y orientar a los demás a través de sus consejos, recomendaciones y decisiones. 

Mientras tanto, los coaches se diferencian de los líderes porque la guía y orientación a los equipos la llevan a cabo a partir de las preguntas que hacen y las respuestas que obtienen. El coach se limita a hacer las preguntas adecuadas en el momento preciso a la persona involucrada. 

Entonces, ¿cómo se concilian roles tan diferentes en una misma figura? A través del líder coach. Como su nombre lo indica, el líder coach lidera, pero no lo hace de una manera tradicional. El líder coach lidera en serio, no en serie. Además la persona que ejerce este rol, debe ser una excelente lectora de situaciones, de esta manera cuando se presenta la oportunidad lidera y cuando es necesario, escucha desde su rol de coach. De ahí su eficacia y la razón por la que los puntos fuertes del perfil son altamente aprovechables en una empresa.

Esto también significa que en su liderazgo existe una sensibilidad para escuchar a cada uno de sus colaboradores y discernir entre los diferentes tipos de líderes y necesidades que cada uno de ellos puede presentar, en vez de liderar “en serie”, con los mismos criterios y expectativas hacia todos los miembros de un equipo. 

En otras palabras, el líder coach lidera a través de la aplicación de técnicas de coaching dentro de los grupos de trabajo en los que se desarrolla. Sin embargo, no cualquier líder es un líder coach, pues hay que cumplir una serie de condiciones para ser considerado de esa manera: 

Como ya dijimos, es necesario que el líder coach sepa leer situaciones y diferenciar necesidades. Hay algunos momentos en el que los colaboradores necesitarán guía para llegar a una respuesta y otros en los que necesitarán la respuesta en sí misma. Un buen líder coach, sabe cuando hacer las preguntas que lleven al colaborador a la respuesta o cuando es apropiado, dar la respuesta.

Por supuesto, en un perfil como este, la inteligencia emocional es indispensable. El buen líder coach gestiona las emociones propias y ajenas con empatía, persuasión y carisma. A su vez, es aconsejable que el coach empresarial comparta los valores de tu organización, ya que estos son los que refleja en el grupo que guía.

Sin lugar a dudas, otra de las características que no le puede faltar a un líder coach es la comunicación. Tanto la habilidad de transmitir, aconsejar y trasladar información como líder, como la de hacer preguntas oportunas como coach, requieren un gran abanico de habilidades comunicacionales, que no suelen ser frecuentes.

¿Por qué las empresas prefieren a un líder coach, frente a solo un líder?

A menudo suele aparecer la pregunta sobre la importancia de la figura de un líder con las características que hemos mencionado. Ese tipo de líder que además acompaña y coachea a su equipo. La respuesta a estos cuestionamientos suele ser “según qué empresa”. Abrirse a contar con un líder coach en una empresa u organización depende de la cultura, de los procesos, de las maneras en que se relacionan sus miembros.

Si una empresa desea que los diferentes teams orienten sus esfuerzos para convertirse en equipos que cumplen sus objetivos, son productivos y eficaces, entonces la figura del líder coach es más que importante. Lo mismo cuando se busca retener el talento mediante la satisfacción, el buen clima y la unidad… El líder coach allí cumple un rol fundamental.

La razón por la cuál la figura del líder coach se vuelve protagonista en la creación y mantenimiento de los equipos de alto rendimiento que persiguen y cumplen objetivos, es la habilidad que estos “nuevos tipos de jefes orientados a lo humano” tienen para estimular a los miembros de los equipos a dar más, a no conformarse con ‘cumplir’, trabajando como autómatas que completan tareas sin más. 

Además en su faceta de líder, el líder coach organiza y discierne las prioridades de los equipos, creando un ambiente laboral apto para materializar objetivos, sin perder el foco en cuestiones ‘urgentes’ que pueden ser previstas y resueltas a su debido tiempo. De esta manera, al evitar realizar repetidamente tareas que, aunque son parte del trabajo, no contribuyen a concretar las metas estratégicas sino que apenas cubren la inmediatez; se logra trabajar para cumplir los objetivos a mediano y largo plazo. 

¿Qué puedo esperar si contrato un líder coach? 

Algunas de las acciones que se pueden esperar de un buen líder coach son que ayude a los miembros de su equipo a encontrar sentido en su trabajo. Esto es un aspecto importantísimo, pues si un trabajador comprende cómo su labor contribuye a un propósito mayor, como su trabajo suma en el panorama general de la empresa, entonces es consciente de su importancia y valor. En términos simples, ayuda a que cada miembro de un equipo entienda su rol y se valore en él. 

El líder coach además será la persona del equipo que tenga los ojos en la meta. Bajo ninguna circunstancia este líder olvidará la visión de la empresa o el equipo. De hecho, parte de su trabajo es recordarle al equipo constantemente hacia dónde se dirigen llegar y motivar a todos los miembros a querer cumplir con ese objetivo.

Otro aspecto dentro de mantener presente en todo momento el objetivo del equipo, consiste en cuestionar las decisiones y movimientos de los diferentes colaboradores, siempre desde una perspectiva empática. De esta manera, el líder coach no solo lo registra, sino que enseña al colaborador a aumentar su eficiencia, a ser más práctica y así obtener más logros, haciendo lo necesario.

También es probable que un líder coach mantenga conversaciones de coaching con sus colegas y equipo para acompañar el aprendizaje y aportar en el desarrollo de una mentalidad abierta e innovadora. Parte de esta tarea, incluye que el coach realice una  escucha activa, pregunte lo que sea necesario, cuando sea necesario para despertar en los colaboradores consciencia del impacto de sus acciones e identificar limitantes autoimpuestos. 

Finalmente, el líder conseguirá la confianza del equipo y construirá relaciones de valor dentro de la empresa. La meta final de un líder coach es crear un espacio seguro, apacible y fluido de trabajo que genere confianza entre los colaboradores. Esto solo es posible si el coach demuestra genuino interés en mejorar el bienestar del equipo. 

El origen del líder coach 

Entrado el siglo XXI el mundo comenzó a preocuparse por el bienestar, la comodidad dentro de los ámbitos de trabajo y la satisfacción a partir de este. 

Posteriormente, para mediados y finales de la segunda década del siglo, aparece una nueva generación en el mercado laboral, los millennials y los centennials, quienes rompen con el paradigma de la centralidad del capital para hablar de lo que ‘realmente importa’. En este momento un líder no alcanza para llegar al equipo, se vuelve necesario el líder coach, que cree en las capacidades de sus colaboradores. 

La figura del líder coach que estimula, potencia y acompaña a los trabajadores para conectar con su creatividad y delega en ellos la tarea de la toma de decisiones cuando son capaces de accionar, se vuelve indispensable. Desde Grow Consultora, creemos que las empresas crecen cuando las personas también pueden hacerlo, es por esto que pensamos que los líderes coach son los líderes que verán al mundo entrar en un nuevo paradigma de trabajo enfocado en las personas y el bienestar.