Blog

Equipos más productivos

“Quiero que el equipo rinda más” es una de las premisas que escuchamos cuando llegamos a trabajar a  alguna organización. Prevalece la inocencia de pensar que sin que nada cambie, algo (en este caso, el rendimiento del equipo) vaya a cambiar de todas maneras.

Muchas veces el coaching llega a una organización bajo esos términos, y no es que reniegue de esa búsqueda, generar resultados positivos para el negocio, es parte fundamental de nuestra oferta de valor; sino que me gusta tomar distancia de ese enfoque, poniendo en relevancia que ningún equipo tendrá resultados mas grandes que las relaciones que sepa construir.

Martín Alaimo, colega y autor del libro Equipos #MasProductivos, reza en la portada del mismo: “Personas e interacciones por sobre procesos y herramientas”, construyendo a partir de esta propuesta surge la idea de mantener el foco en el resultado, pero apalancando en la dinámica relacional del equipo. Distinguiendo la red de conversaciones que hace que sean el equipo que son y obtengan los resultados que tienen. Pudiendo ellos mismos, de manera autónoma y responsable, declarar no solo aquello que quieren, sino también el modo en que buscaran generarlo.

El coaching ontológico es una gran herramienta al servicio del desarrollo de los equipos de una organización, es fundamental no quedarnos en la “adopción” de la herramienta, sino promover la transformación organizacional a partir de ella. Que el coaching no sea un “como,” sino un “desde donde” operar.

Entendiendo al coaching como una filosofía relacional, promovemos la toma de responsabilidad de cada uno de los integrantes frente a las circunstancias organizacionales. Pudiendo pasar de la reacción automática a la respuesta diseñada, tomando protagonismo sobre los resultados en los cuales estamos involucrados.

Esta postura responsable nos habilita a utilizar, en favor de todos, una coordinación efectiva, realizando promesas que se cumplen, declaraciones que generan y opiniones fundamentadas que permiten los consensos necesarios.

La confianza es el trasfondo que posibilita esta nueva manera de trabajar en equipo, esa “hipótesis sobre la conducta del otro” (en palabras de Gorerg Simmel) podrá apoyarse en datos y opiniones, que nos permita un análisis inteligente que nos abra nuevas oportunidades.

Si somos capaces de dar el primer paso en este sentido, seguramente podremos terminar conversando sobre el tipo de organización que queremos y nuestra manera particular de lograrla.

 

firmahindi

MCOA l Fernando J. Hindi

Director de Grow Consultora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *