Blog

Big Data Personal

 

Nos dice Alejandro Melamed en su libro “El trabajo del futuro y el futuro del trabajo”,

“Vivimos en un “mundo VICA”, un mundo volátil, incierto, complejo y ambiguo.” […] “Hay dos capacidades que tendríamos que impulsar: la capacidad de adaptación y la capacidad de cambio”

Diferenciamos la segunda de la primera, entendiéndola como nuestra competencia en estar en línea con lo que está sucediendo. La necesidad de adaptación surge una vez que el cambio ya se produjo.

La idea sería estar a la vanguardia de los cambios, pero ¿esa es la idea?

Muchas veces siento que estamos subidos a un ritmo que nos es ajeno, en donde todo sucede rápido y si no te adaptas quedas afuera. La pregunta sería ¿afuera de dónde?

Agradezco toda la información que el autor nos da sobre el posible futuro, de hecho creo firmemente que su mirada es muy certera. Mi referencia simplemente es para hacer un alto en el ritmo con el que consumimos información y cuanto dejamos que esta nos impacte.

En el mismo libro nos cuenta: “El punto fundamental referido a Big Data (que no es otra cosa que destacar la enorme cantidad de datos disponible hoy en día) es tener la inteligencia necesaria como para transformar todos esos datos en información útil”

Acuerdo nuevamente con el autor en este punto, y agrego algo conocido por todos, las empresas invierten enormes cantidades de dinero para saber lo que hacemos, cuando lo hacemos, en qué lugares, nuestros gustos, nuestros hábitos, etc. para saber cómo pensamos, anticiparnos y hacernos ofertas de acuerdo a nuestro perfil. En resumen, invierten para conocernos.  ¿Y nosotros? ¿Cuánto invertimos para conocernos? ¿Cuándo tomamos esa pausa necesaria para transformar todo lo que nos pasa, esa “big data personal”, en información útil para nuestra vida?

Me encuentro con centenares de personas corriendo una carrera para no quedar afuera, en la cual, se dejan afuera a sí mismos. Suelo decir que vivimos en serie no en serio, repetimos patrones, vivimos en automático, súper estimulados e influenciados por el contexto, y no me refiero al sistema capitalista, los medios de comunicación ni a la política (lo cual sería para otro posteo en todo caso), sino a nuestro contexto inmediato, el trabajo, la familia o los amigos. Permanentemente estamos recibiendo información de ellos que impacta en nosotros, muchas veces moldeando nuestro hacer para adaptarnos a lo que nos demandan. Y esto no tiene nada de malo en sí mismo, salvo cuando en ese permanente responder a inquietudes ajenas, dejamos de escucharnos, de tomar nota de la información de nuestro sentir, de escuchar lo que pensamos, de poner atención en las señales de nuestro cuerpo. Es tan claro cuando no queremos hacer algo y nos obligamos a hacerlo. Es tan frecuente convivir con una agenda cargada de “tengo que hacer” con muy pocos espacios para “quiero hacer”.

La propuesta entonces es estar a la vanguardia de los cambios, pero del cambio personal. De permitirnos ser los referentes de nuestra vida, de escucharnos, de empezar a decidir sobre nuestro presente y sobre todo nuestro futuro. Que en este “mundo VICA”, la volatilidad no nos cambie nuestros sueños, que la incertidumbre no nos haga olvidar quienes queremos ser, que la complejidad nos regale nuevos aprendizajes para superarla y que la ambigüedad nos reafirme en nuestros valores.

Nosotros podemos definir quienes queremos ser…SIEMPRE. Esto no quiere decir que las circunstancias no impacten, seguramente condicionan, la idea es que no nos determinen.

El coaching ontológico profesional es un aporte enorme a la búsqueda de sentido personal. Es una plataforma segura en donde permitirse parar, mirar, elegir y entonces sí, nutrido de toda nuestra big data personal, accionar en pos de lo que queremos.

Te invitamos a conocer FiCO

firmahindi

MCOA l Fernando J. Hindi

Director de Grow Consultora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *